Dicen Que Era Un NIÑO Traviseo

MISION PIURA 2012 -23Sus padres se pusieron de novios siendo muy jóvenes. Su madre Alicia Córdoba tenía 16 años y su padre José Verástegui 19 años. El fue el único novio que tuvo la mamá de Eduardo. A los 4 años de noviazgo se casaron el 11 de agosto del año 1.973.

A los 10 meses de casados el 21 de mayo de 1.974 nació Eduardo por cesárea. Fue el primer hijo y el primer nieto de ambas familias por lo cual todos lo mimaban muchísimo. Eduardo fue Bautizado el 11 de agosto de 1.974, cuando se cumplía un año del casamiento de sus padres.

1 – Sus padres querían un varón y su papá hizo muchísimas apuestas con sus amigos que tendrían un niño. Al nacer Eduardo les dió una enorme alegría y además le hizo ganar todas las apuestas.

2 – Tenía muchísimos trajecitos de bebé, por lo cual todos los días lo vestían de forma distinta ( en la galería de fotos de la niñez podrán ver algunos de ellos ).

3 – Su primer mascota fue una perrita que se llamaba ” La Giovana “, él siempre tuvo fascinación por los animales.

4 – Siempre le gustó mucho la fruta, sobre todo el mango, (mi foto favorita es una en la que está comiendo un manguito, está en la galería de la Niñez) en esa foto que le tomó su papá en la Sierra de Gómez Farías en Tamaulipas, se puede ver como Eduardo esconde un manguito debajo de su piernita, le gustaba tanto que los escondía para que no se los quitaran. Hoy de adulto su postre favorito es el Pie de Mango.

5 – Cuando tenía 3 años el padre tuvo que ir a la ciudad de Veracruz por motivos de trabajo. En ese tiempo el ídolo de Eduardo era King Kong y el padre le trajo de regalo un muñeco de dicho personaje. A un amigo de su pandilla le habían regalado un Robot a control remoto. Decidieron hacer una pelea entre el Robot y su King Kong. Eduardo no tuvo suerte y le ganó el Robot. Ante esto le dió una patada y le rompió la cabeza al Robot y dijo ” Ahora mi King Kong le ganó a tu Robot “.

6 – A los 3 años Eduardo decía que se llamaba ” José Eduardo Verástegui Córdoba Capullina Cepellín Súperman King Kong “. Se ponía todos los nombres de sus personajes favoritos.

7 – Los guardias de seguridad llamaban a Lalo King Kong y cuando quería escaparse, le decían a su madre que King Kong quería salir de su casa, a lo que su madre les respondía que ella no lo dejaba.

8 – Su primer trabajo fue de Bolero ( lustra zapatos ) a los 7 años, no porque lo necesitara sino porque él quería simplemente ganar su dinero. Aún en la casa de sus padres guardan el cajoncito que él usaba para su trabajo.

9 – El cachorro de león que está en las fotos de la galería de su Niñez, era un cachorro de león africano del zoológico ” African Safari ” del estado de Pueblas.

10 – Una vez una vecina le avisó a la mamá de Eduardo, que su niño (Edu) estaba del otro lado de un río que se encontraba cerca de su casa y la mamá se asustó pues ese río era muy ancho y Eduardo tenía solamente 3 años de edad por lo cual no sabía nadar.

Entonces la vecina le dijo que había cruzado el río arriba de su perro labrador, la mamá corriendo fue hasta el río y vió que ya venían de regreso Edu junto con su perro, mientras tanto la mamá no gritó ni le dijo nada por miedo a que se cayera del perro y se ahogara, pero en cuanto llegaron a la orilla la mamá se llevó a Lalo a puras nalgadas hasta la casa.

Eduardo cuenta que gracias a su perro Labrador aprendió a nadar.

11 – Le gustaba mucho treparse a los árboles. Un día salió a jugar y se subió a un árbol y allí sobre una rama se quedó dormido. Alguien lo vió y fueron a avisarle al padre, el temor era que si le gritaban que se baje, se despertara y se cayese.

12 – Otra vez se fue todo el día en un caballo sin avisar a nadie.

13 – A los 5 años tenía una batería que le había regalado su padre ( la foto está en la galería de la Niñez ) le gustaba mucho jugar con ella. Un día con su amigo Manolo la desarmaron e hicieron con ella un avión. La idea era poder volar.

Cuando el avión estuvo terminado lo amarraron a un carro para que con la velocidad del carro se elevara y así poder volar. Cuando el carro tomó velocidad arrastró al avión, pero al llegar a la esquina lo vió por el espejo retrovisor la hermana de Manolo, los paró y llevó a cada uno a sus mamás quedando la ilusión de volar para otra vez.

14 – Fue siempre muy inteligente y avanzado en sus estudios. A los 4 años entró a primer año. A los 10 años al secundario y a los 15 a la Prepa.

15 – No le gustaba de pequeño que lo llevara nadie al colegio. El quería ir solito como un adulto. Cuando tenía 4 años lo llevaba de la mano su nana Sara al colegio y a él le molestaba mucho eso. Un día cuando pasaban frente a las oficinas de Recursos Hídricos, Eduardo vió un charco de agua y cuando estuvo allí le puso el pie y la hizo caer a Sara en el charco. Ella quedó toda sucia de lodo y debió volver a la casa. Todos los que vieron la escena se rieron mucho pues Edu logró su objetivo de ir sólo al colegio.

16 – Una vez Eduardo junto con un amiguito habían ido a ver la película de Súperman.Ya de regreso Eduardo queriendo imitar a Súperman sacó un cojin de su casa y se lo dió a su amigo para que lo sostuviera pues se iba a tirar del techo del segundo piso. Edu le dijo que lo cachara con el cojín por las dudas de que no volara. Edu preparó todo y se tiró cayendo arriba de su amiguito. El se fracturó la pierna y Edu con su rodilla se lastimó su boca.

17 – Cuando Eduardo tenía 10 años y estaba en 6 * año de sus estudios, actúo en el colegio en la obra ” Caperucita Roja “. El hacía el papel del Lobo Feroz. Sus hermanas mellizas Alicia y Alejandra que tendrían 7 años, también actuaban en dicha obra haciendo de mariposas.

En sus cabezas las hermanitas de Lalo llevaban unas antenitas, pegadas con un pegamento especial para que no se les despegaran.

El disfraz de maripositas era bellísimo y ellas estaban felices con su papel. De pronto durante la actuación, Eduardo vestido de Lobo comenzó a correr por todo el escenario a sus hermanitas, cosa que no debía hacer, pero a él le divirtió correrlas para jugar.

Ellas para que él no las alcanzara también comenzaron a correr, y en cada vuelta ellas le gritaban a su madre que Eduardo las dejara en Paz, pero ni su mamá ni nadie podía hacer nada de la risa. Ellas sólo gritaban sin parar auxilio, auxilio, auxilioooooooooo y a medida que las corridas avanzaban las antenitas de ellas comenzaron a despegarse de sus cabezas y los disfrazes terminaron casi desintegrados.

Eduardo se reía muchísimo y no paraba de correrlas, entre los árboles que también estaban representados por otros niños. Siempre sus hermanas fueron para él los regalos más grandes que sus padres le hicieron y por eso se entretenía con ellas. Pero ese día se pasó de los límites de la actuación . Lo más cómico fue que todo el público presente en la fiesta del colegio también se reían muchísimo al ver la situación. Eduardo nunca por lo que vemos fue vergonzoso y siempre tuvo buen sentido del humor.

Su hermana Alejandra me dijo que su hermano no era malo, simplemente era muy travieso y que jamás les hizo algo para dañarlas, simplemente jugaba como todo hermano.